La ganadería uruguaya cuenta con un rodeo de cría récord de 4.311.987 cabezas, cifra que marca un crecimiento de 2,26% en un año, según los datos de la Declaración Jurada de Dicose 2014, divulgados ayer.

Uruguay cuenta con un stock bovino récord en su historia de 11.960.605 cabezas, pero la mala noticia es que bajó la dotación ovina a 7.505.371 cabezas, según los datos de la Declaración Jurada de la Dirección de Contralor de Semovientes (Dicose) 2014, divulgados ayer por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Desde el ejercicio 2013 al 2014, el crecimiento en vacunos fue de 3,68%, lo que representa 424.459 bovinos más en los campos uruguayos (en 2013 el stock fue de 11.536.146 cabezas). Mientras tanto, la baja del stock ovino fue de 8,36% lo que representa 684.811 cabezas (en el pasado ejercicio había 8.190.182 ovinos).

“Nunca tuvimos en la historia tantas vacas de cría y tantos terneros. Es claro que en Uruguay hubo una apuesta a la inversión y si hay más vacas y más terneros, es porque hay un montón de empresarios que decidieron creer que eso era rentable”, dijo el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre tras repasar los números.

Es que el stock de vacas de cría subió 2,26% al comparar los dos últimos ejercicios. La máquina de producir terneros no sólo está intacta, sino que muestra una franca expansión para poder aprovechar las oportunidades del mercado.

Hoy Uruguay cuenta con 4.311.987 cabezas cuando el año pasado había 4.216.812 cabezas.

Como para producir más terneros hacen falta más toros, el volumen de reproductores creció 3,89%, pasando a 171.821 cabezas. En tanto la producción de terneros subió 3,12% y quedó en 2.870.644 cabezas. También creció la cantidad de vaquillonas de dos años entoradas (1,05) y las vaquillonas de 1 a 2 años (3,88%).

A nivel de machos castrados, hubo un aumento importante en la cantidad de novillos de 1 a 2 años (4,72%), categoría que cuenta con 1.172.760 cabezas. Los de dos a tres años subieron 2,41 y quedaron en 808.111 ejemplares. El mayor crecimiento se dio a nivel de novillos de tres años (8,83%) con un total de 484.573 cabezas.

Ovinos.

Mientras tanto, la mayor reducción en el rubro ovino se dio a nivel de capones (15,71%), categoría que cuenta con un total de 581.740 animales. Le siguió las borregas diente de leche (13,31%) con 995.198 ejemplares y los borregos diente de leche con una baja de 11,58%, quedando en 835.205 cabezas.

A nivel de las ovejas de cría, la máquina de producir corderos, se registró una caída en las existencias de 5,83%; el total es de 3.998.035 cabezas. Con la reducción del stock y de la majada de ovejas de cría también bajó la cantidad de carneros (7,09%). Al cierre del ejercicio 2014 había 154.091 cabezas.

Fuente: El País